Blog Salud CEM Valderas

Los peligros más habituales del verano para tu salud oral

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 27th, 2018

Los peligros más habituales del verano para tu salud oral

verano y salud oralEl verano es una de esas épocas tan queridas y ansiadas por la gran mayoría. Vacaciones, buen tiempo, playa, amigos, menos horas de trabajo…Pero estos cambios también trastocan nuestras rutinas y si descuidamos los cuidados de higiene dental, nuestra salud oral se resiente. Además hay que sumar los peligros propios de la época estival para nuestros dientes y encías.

Bebidas y helados

Con las altas temperaturas tenemos que hidratarnos y refrescarnos más a menudo. En verano es habitual bebidas con exceso de hielo o los helados, pero si nos excedemos nuestros dientes pueden pagar las consecuencias.

Los cambios bruscos de temperatura (tanto de algo muy caliente como muy frío) provocan que la pulpa dental se inflame y genere dolor. La pulpa es lo que se encuentra en el interior del diente, donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos.

Con el tiempo de tanto inflamarse y al no tener más espacio, se calcifica y el nervio puede morir. Cuando esto ocurre, al no tener riesgo sanguíneo, la pieza se vuelve de un color negro. En casos graves, se pierde.

Azúcar

Los refrescos y helados tienen otro hándicap: el azúcar. Las bacterias de la boca lo sintetizan y segregan unos ácidos que disuelven el esmalte dental, lo cual origina más riesgo de caries.

Cloro de las piscinas

El cloro, debido a su ph, provoca que las proteínas que conforman la saliva se descompongan rápidamente y se queden adheridas a los dientes. Esto hace que se formen depósitos de sarro y aparezcan manchas marrones o amarillas. Este problema ocurre especialmente a los nadadores profesionales o personas que nadan durante mucho tiempo de manera habitual.

Traumatismos

Lo que los dentistas nos encontramos mucho en esta época son los golpes en la boca. El buen tiempo también llama a hacer deporte al aire libre, y especialmente en los que son más de contacto, se producen accidentes.

Golpes, morderse sin querer, apretar demasiado durante el ejercicio…en ocasiones, aunque no haya rotura como tal de la pieza, está sufriendo igualmente. Para evitar problemas, lo recomendable es utilizar siempre un protector bucal durante la práctica deportiva.

Call Now Button