CEM Valderas tu centro medico en Alcorcón.

912 260 021 Pide Cita Ahora

Cuida Tu salud Bucal con CEM Valderas

¿Te vas de vacaciones? ¿Tu boca también?

 

salud bucodental-veranoEstás de vacaciones, pero…¿tu boca también lo está? Te damos algunas recomendaciones para que no te olvides de tu salud bucodental este verano…

Mantener una correcta higiene

Aunque estés fuera de casa, conviene cepillarse después de cada comida o, al menos, tres veces al día. Usar seda dental y un colutorio. Limpiar la lengua y el paladar con colutorio o con el propio cepillo y masajear las encías con movimientos circulares para evitar que éstas se inflamen y sangren. ¿Por qué prestar especial cuidado a la limpieza? Porque el contacto con el cloro de las piscinas facilita la acumulación de sarro y daña las encías.

Alimentación

La alimentación es determinante en nuestra salud general por lo que, lógicamente, influye en el estado de nuestra salud bucodental. Existen nutrientes cuya participación en la formación y salud de los dientes y las encías es fundamental. Entre ellos se encuentran el calcio (presente principalmente en leche y sus derivados así como cereales, verduras y hortalizas de color verde oscuro, nueces, habichuelas y sardinillas o boquerones pequeños), el fósforo (alimentos de origen animal como leche y derivados, huevos y pescado así como alimentos de origen vegetal como legumbres, nueces o calabacines), el flúor (presente en aguas a distintas concentraciones según región geográfica y en alimentos como el té y en menos cantidad en alimentos como tomates, judías, lentejas, cerezas, patatas, caballa, sardinas, hígado de vaca, pescados frescos), la vitamina D (pescado azul, aceite de hígado de pescado, margarina, huevos, leche y productos lácteos), vitamina A (en alimentos de origen animal como pescado azul, hígado, yema de huevo, mantequilla, queso, leche entera y en alimentos de origen vegetal como albaricoque, melón, zanahoria, mango, melocotón, espinacas, coles de Bruselas, tomate, níspero) y las vitaminas del grupo B (carnes, pescados, leche y derivados, cereales y legumbres principalmente).

Reducir la cantidad de azúcar presente en alimentos como chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados o zumos envasados que deterioran el esmalte.

Cambios de temperatura

Tomar productos muy fríos (helados o granizados) o bien muy calientes puede provocar un dolor fino y agudo semejante a un calambre por inflamación de los vasos sanguíneos o de los nervios internos del diente.

Especial cuidado en actividades al aire libre

Debido a la gran cantidad de actividades y deportes que practicamos en verano se incrementan los casos de traumatismo dental. En el caso de haber sufrido uno, deberás acudir a tu dentista cuanto antes (48 horas) con el fin de recuperar el diente siempre que sea posible.

Evitar la deshidratación

Beber constantemente agua, aunque no tengamos sensación de sed, para evitar que la boca reduzca la producción de saliva y se pierda su función protectora frente a las bacterias.

 

Y por supuesto, ahora que tienes la agenda más despejada prográmate una visita a tu dentista de referencia. ¡Te estamos esperando!

 

 

© 2014 Cem Valderas

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies